Uno de los factores más importantes que hay que tomar en cuenta al momento de establecernos en una nave industrial es hacer de ese espacio el lugar ideal para que las personas desarrollen sus actividades de la mejor manera posible. Así que habrá que tener en cuenta hasta el más mínimo detalle para evitar cualquier tipo de accidente durante las jornadas de trabajo que suelen ser largas. La iluminación en este tipo de espacio es esencialmente importante ya que  se requiere de un tipo de iluminación que difiere de las oficinas o lugares de producción comunes y conocer cuáles son los requerimientos  es de suma importancia para reducir costos y aumentar productividad.

Por el tamaño y las especificaciones de una nave industrial esta no suele favorecer la luz natural y la iluminación artificial, no es la solución al tema debido a  la altura del espacio que por lo general alejan los puntos de iluminación.

Así que a continuación te dejamos algunos consejos que pueden ayudar a que se aproveche tu espacio al máximo, no inviertas miles de pesos en gastos de iluminación y que tus trabajadores encuentren el lugar ideal.

Cuidar los detalles de iluminación. Sabemos que las jornadas de trabajo en las plantas industriales no son menores a las ocho horas de actividad, por lo tanto las personas pasan bajo la luz demasiado tiempo, así que es importante cuidar la temperatura y color de la luz para que se sientan a gusto y que nada afecte su productividad y desempeño. Otro punto fundamental es evitar los incómodos parpadeos de luz, ya que estos pueden cansar mucho la vista de los trabajadores, además de generar fatiga visual y accidentes por falta de concentración.

Saber qué tipo de iluminación necesita cada espacio. Al ser lugares de grandes dimensiones, las naves industriales deben de tener un buen reparto de luz según un espacio en específico. En la mayoría de lugares la iluminación más recomendable es la uniforme, ya que evita sombras y contrastes. Pero en determinados espacios donde se desarrollan tareas que requieren más concentración visual, como por ejemplo ensamblaje de piezas pequeñas o fundición de piezas especiales, lo mejor es tener focos de luz más potentes que se puedan encender y apagar, e incluso graduar en intensidad.

Sacar provecho de la luz natural. Se debe de aprovechar al máximo la estructura de la nave industrial aunque por lo general es difícil instalar más ventanas o techos que dejen pasar la luz natural, se pueden aprovechar mejor lo que ya hay: las ventanas siempre deben de estar lo más limpias posibles, no es recomendable instalar nada delante que tape la claridad y es mejor poner cristales transparentes. Si a determinadas horas entra demasiada luz, instalar estoras opacas que puedan subir o bajar puede ser una gran opción.

Tecnologías de aprovechamiento de luz. Actualmente existen ya diferentes métodos para cuidar y ahorrar la luz. Un consejo es instalar mandos programables, para que las luces se apaguen a una determinada hora. Uno de los principales problemas en las naves industriales es que hay luces que se quedan encendidas durante toda la noche o todo un fin de semana, y que a la larga generan un gasto importante. También, se recomienda mantenerse actualizado respecto a los nuevos sistemas. Aunque de entrada suponga una inversión importante, los nuevos sistemas de iluminación, como las luces LED, iluminan de forma mucho más eficiente y económica.

En MGM Inmob estamos seguros que estos consejos ayudarán al momento de instalar las mejores condiciones de trabajo en tu nave industrial. Actualmente contamos con una  nave industrial en nuestro catálogo con una perfecta ubicación y con las características apropiadas para llevar tu proceso de producción…. ¡Con excelente iluminación!